viernes, 18 de mayo de 2007

Guitarra

Que mas se le puede pedir al a vida que un hombre galante, una guitarra y un buen tequila.
Noche de ensueño, de pasión y risas, al compás de rasgar las cuerdas y cantar en duo o... en trio.

Y el mirar profundo de una complicidad eterna, al compás del regalo de tus coplas.

Un amor acariciado por casi toda la vida, en un cortejo, a la antigua, entre risas y picardías.

Y el deseo de tus labios y tus perfumes, y tus ojos claros, y tus manos fuertes con callos por las riendas del caballo, simplemente la estampa de un bandido que me robó mis suspiros y mis anhelos.

6 comentarios:

Lú. dijo...

Caramba,
me faltou o ar...
Lindo, lindo, lindo...
Lú.

Anne M. Moor dijo...

Prefiro um bloody Mary ou uma caipirinha... :P

Amanda Arthur dijo...

Escena muy mexicana... Alguien está enamorada, no?! Hummmm....

Luisa Fernanda dijo...

Queridas, que les puedo decir, to tengo corazón de condominio, a la prmera provocación me enamoro, o como soy una débil, resucito cariños pasados

Lú. dijo...

Coraçao de condomínio?
A DO REI!!!!
Você é dona das GRANDES FRASES.
Já adotei um monte. Vou incluir mais essa....
Bjo
Lú.

Amanda Arthur dijo...

Hehehe! Luisita, hilária! Corazón de condominio... perfecto!